viernes, 14 de septiembre de 2007

video de la obra F51.4 MACBETH II

Debido a ciertos problemas con Blogger no he podido incrustar el video de la obra F51.4 MACBETH en la entrada anterior, así que he creado esta nueva.

EL RITUAL DE MCDUFF
Para la construcción interior de mi personaje partí de una escéna que trabajamos en los ensayos. El director me propuso un "ritual" de preparación para enfrentar a Macbeth. Yo trabajé con la idea de "purificación antes de la batalla". Con cadenas de movimiento, equilibrio precario, oposición y riesgo (usaba una hacha real con filo), fuí armando una secuencia. Decidí hacerlo desnudo, tanto para mostrar la metáfora de la fragilidad de McDuff como para vulnerarme como actor y aumentar mi estado de atención y concentración. Potenciando la relación entre la palabra, mi psíque y la imágen, añadí un texto del gran poeta peruano César Vallejo:

“(...) Pero antes que se acabe
toda esta dicha, piérdela atajándola,
tómale la medida, por si rebasa tu ademán; rebásala,
ve si cabe tendida en tu extensión.
Bien la sé por su llave,
aunque no sepa, a veces, si esta dicha
anda sola, apoyada en tu infortunio
o tañida, por sólo darte gusto, en tus falanjas.
Bien la sé única, sola,
de una sabiduría solitaria.
En tu oreja el cartílago está hermoso
y te escribo por eso, te medito:
No olvides en tu sueño de pensar que eres feliz,
que la dicha es un hecho profundo, cuando acaba,
pero al llegar, asume
un caótico aroma de asta muerta.
Silbando a tu muerte,
sombrero a la pedrada,
blanco, ladeas a ganar tu batalla de escaleras,
soldado del tallo, filósofo del grano, mecánico del sueño.
(¿Me percibes, animal?
¿me dejo comparar como tamaño?
No respondes y callada me miras
a través de la edad de tu palabra).
Ladeando así tu dicha, volverá
a clamarla tu lengua, a despedirla,
dicha tan desgraciada de durar.
Antes, se acabará violentamente,
dentada, pedernalina estampa,
y entonces oirás cómo medito
y entonces tocarás cómo tu sombra es ésta mía desvestida,
y entonces olerás cómo he sufrido.”


Se trataba no solamente de una lucha de auto-afirmación por el miedo que experimentaba en su fragilidad al tener que enfrentar al tirano, sino también una dulce despedida de su amada Lady McDuff (Alicia Gómez), en el acto de ser lavado y vestido por ella antes de su partida, pues presienten que unca se volverán a ver.

Sin duda, éste fué uno de los trabajos que me han llevado más lejos en la investigación de mi mismo en relación con la construcción de un personaje y el riesgo de exponerlo en escena.

Ahora sí, el video:

lunes, 10 de septiembre de 2007

video de la obra F51.4 MACBETH

En septiembre de 2003 estrené con la compañía LOS CAFIOLOS en Madrid esta adaptación del clásico shakespereano en una versión muy sui-generis. El argentino Gabriel Molina (director y también psicólogo), nos propuso desde el principio una atmósfera oscura donde todos los personajes han pasado a un estado de insomnio a partir de la hibris del tirano Macbeth tras usurpar el poder derramando sangre.
El título "F51.4 MACBETH" denota el carácter de una psicopatía identificada en el código psiquiatrico internacional bajo el índice F51.4 como "terrores nocturnos". Los individuos que sufren de este mal presentan dificultades para dormir y constantes alucinaciones que terminar por destruir la capacidad de descanso. En base a esta idea armamos el carácter de cada personaje. El reino está en vela y el único remedio será aniquilar el "hechizo" que se ha posado sobre Escocia junto con la llegada de Macbeth al poder.
Las armas de los guerreros eran objetos punzocortantes cotidianos (hachas, cuchillos, hoces, trinches etc.). Elementos cercanos a cualquier ciudadano común, denotando así la peligrosidad o el "doble filo" subyacente en la psique de todo ser humano ("freudianismos" aparte).

Para el vestuario, trabajamos con propuestas colectivas y sugerencias de la vestuarista Kenza Benani, aunque más tarde fuí yo quien dió una línea definitiva a las vestimentas (sobre todo las de los personajes masculinos). Habíamos hablado de la estética decadente que deseabamos, pero necesitabamos también un punto que nos acercara a lo contemporáneo sin rozar en la obviedad. Decidimos trabajar con cuero, así que durante semanas fuimos recopilando prendas usadas de este material. Veíamos el riesgo de parecernos a otras propuestas ya muy usadas (p.ej. MAD MAX o STAR WARS) en donde se conjuntan simbolos y diseños facilmente reconocibles por el subconciente. En este punto decidí estudiar los trajes tradicionales de los guerreros escocéces de la época. Con esa inspiración tomé una vieja chaqueta de cuero que me regaló mi amigo Ricardo el día que salí de Barcelona para buscarme la vida en Madrid. Se trataba de un objeto entrañable para mi por todas las implicaciones que tenía, por haberme acompañado en las primeras y difíciles semanas de mi llegada a esa ciudad cuatro años atrás. Sin desdeñar el diseño original de las piezas, fuí descosiendo cada parte, dejando solo uniones en ciertos lugares para transformar la vieja chaqueta ochentera en una casáca de guerra. Los brazos terminaron por ser la parte alta de unas botas o espinilleras que prolongaban el calzado hasta las rodillas, cosidas sobre las piernas de un pantalón verde olivo de corte guerrillero (otro antiguo compañero de aventuras) y que daban a mi personaje (McDuff) un cierto aire de rebeldía, en contraste con el ajustado pantalón vaquero color granate de Macbeth (Agustín Tomás Soria) y las chaquetas transformadas tanto de éste como de Banquo (Jordi Aguilar), en color negro.

Para mí fué una gran satisfacción el descubrir como se podía resignificar un ropaje de la vida cotidiana en un vestuario teatral que pareciera ser de una época perdida en el tiempo. Aún conservo la parte de arriba de mi "traje de guerra", así como el broche que sujetaba el cierre del cuello, consistente en una pieza de latón que formó parte de un cinturón de mi ex-compañera Itzel, y con el cual también armé parte de la historia de mi personaje. Cuando estudié los vestuarios de la época y posteriores, me enteré que los hombres que partían a la batalla, aún siendo pobres, procuraban llevar consigo un botón de oro, para -en caso de perecer en el combate-, ser trasladados a su tierra y enterrados dignamente, sufragando los gastos con dicho botón. Así fué como surgió la idea de proveer a McDuff de este broche.

La metáfora de la transformación de mi ropa antigua y gastada en la vestimenta de un guerrero, me dió un impetu muy peculiar que se fué convirtiendo durante los ensayos en el eje de la estructura externa de mi personaje. Un aparentemente débil vasallo (frágil, delgado como mi constitución), terminaba por ser el motor de la rebelión, secundado por el hijo del Rey asesinado, Malcolm (Iñigo de la Iglesia).

En breve les ofreceré el video de mi participación en esta producción.

viernes, 7 de septiembre de 2007

video de la obra LITORAL

Hola:
Aquí estoy de vuelta, después de un mes sin publicar.
La verdad es que mis últimos días en la "madre patria" fueron muy activos. trabajando, visitando amigos, renovando vínculos.
De vuelta a casa me encontré con que las lluvias habian arrasado con la última impermeabilización del techo de la habitación de Aleyda, así que tuvimos que poner manos a la obra con la reparación.
Ya instalado otra vez en mi ciudad, me dedico a retomar el ritmo de trabajo, y por supuesto la publicación de este blog.

Aquí les sirvo (por fín) las imágenes editadas de fragmentos de mi colaboración en la obra LITORAL, que por cierto vió cancelada la posibilidad de volver a escena en el teatro Helénico este año como estaba programado. Creo que para los que no lo vieron, ésta es ya la única forma de mostrarles lo que fué ese trabajo.
Les dejo aquí también unos enlaces muy interesantes a varios sitios que nos hicieron reseñas de las dos temporadas pasadas:


Y por supuesto el video:
¡Que lo disfruten!

martes, 7 de agosto de 2007

corto completo EL PRÓXIMO LUNES

Navegando por YouTube, me he encontrado con que el buen Oscar Gual de SARGANTANA INC. ha subido ya el corto completo de "El próximo lunes".

Aquí os lo sirvo en dos partes. (La primera tarda un poco en iniciar... paciencia)

Para más información sobre este trabajo, id a la zona de abajo de este blog, a la sección VIDEOS.

¡Gracias Oscar!
__________________________________________________
PRIMERA PARTE




___________________________________
SEGUNDA PARTE




___________________________________________

La asistente de dirección Luna Martín, me da indicaciones durante el rodaje en el restaurante "Uva Rara" de Madrid, mientras soy caracterizado por Alicia Sánchez.

miércoles, 1 de agosto de 2007

URGENTE: hackers atacan

Indignado, impotente y rabioso, he recibido esta tarde la noticia del ataque a el blog de nuestro entrañable Alejandro Aura. Da rabia saber como se las gastan ciertas "personas" por el afán llano de destruir lo que no son capaces de construir.

Pueden destruir nuestros espacios, pero nunca las REDES COMUNICANTES.

Ánimo y adelante. Lo único que tenemos ya para perder es EL MIEDO; y si lo perdemos estaremos más libres que nunca.


Transcribo el texto del correo enviado por Alejandro:
"Anoche sufrimos un ataque terrorista que consistió en ocupar el espacio del blog y la dirección de mi correo electrónico por parte de unos activistas colombianos.
Reivindican, parece, unos derechos a la libertad de expresión que ellos, por supuesto, no respetan. Dicen que han cerrado mi blog por comunista. Nos dirigimos a ellos en el espacio de comentarios para tratar de hacerles ver que era un error y manipularon nuestros mensajes apropiándose de mi nombre y poniendo lo que quisieron para desvirtuar el tono de nuestro reclamo. No tenemos las herramientas necesarias para entrar en una lucha que no nos corresponde ni nos interesa. Yo apenas sé manejar los recursos de la computadora y Milagros está a años luz de tener los conocimientos de un hacker. Nuestro corazón, además, no anda por esos territorios sórdidos. Estamos empeñados en una causa de vida y alegría. Y vamos a seguir en ella. Con buen ánimo.
La verdad es que sentí horrible de quedarme sin mi página sin ninguna razón, por la alevosía de unos braveros que pasan por ahí golpeando a quien se encuentran con el único argumento de que pueden hacerlo a mansalva y con impunidad.

Tengo la misma dirección de hotmail hace al menos ocho años y ahora he de cambiarla porque me robaron el password, que era el mismo con el que hacíamos el blog. No me envíen mensajes a esa dirección hasta nuevo aviso. Se quieren escribir algo háganlo aquí, plis.

Abriremos hoy mismo otra página (ya Milagros la construyó) y otra cuenta de correo electrónico en gmail pero no tenemos ninguna garantía de que no nos vuelvan a invadir. En tal caso volveremos a usar este medio. U otro. Por lo pronto, búsquennos con estas señas mientras procuramos algo que sustituya el término blindaje, que tan mal sienta a nuestra situación ajena a la batalla.
Nos blindaremos con lino, con algodón, con lodito; mejor: con el ropaje de ustedes."

martes, 26 de junio de 2007

TRECE MIEDOS capítulo 5


Hace unos meses formé parte del elenco de la serie mexicana de terror "13 Miedos". Se trata de una iniciativa que pretende rescatar el concepto de "La Hora Marcada", que muchos recordarán, y que contó con la participación de noveles directores, que ahora son mundialmente reconocidos (Alfonso Cuarón y Guillermo del Toro, entre otros).

Lo más interesante del formato, según mi opinión, es que se rueda en 16mm, lo cual da una calidad de imágen y un cuidado en la iluminación y la fotografía que son de agradecer en la televisión mexicana. Tal vez el punto más flaco sean los guiones. Tampoco puedo opinar mucho, pues ví dos programas antes de venírme a España y no he podido seguirla de cerca.

De cualquier manera, es innegable la calidad de la producción, hecha por LEMON FILMS para Televisa 5. Los hermanos Rovzar están dando mucho de que hablar e impulsando con sus propuestas un cambio en la forma de ver la tele. Ojalá que el experimento dure y se empiecen a producir más cosas de este nivel.

Marcelo Galván en TRECE MIEDOS
_____________________________________________________________

Aquí está una parte del capítulo en el que participé. Debo decir que lo que más me gustó, fue la caracterización. Ponerme en las manos de Roberto Ortíz y su equipo (sobre todo por la amabilidad y talento de Francesca y Harry) ha sido toda una aventura. Roberto Ortíz ha sido el responsable del diseño de maquillaje para proyectos importantes como "Kilómetro 31" y "Fuera del Cielo". Así mismo, ha sido parte del crew de caracterizadores en "Apocalypto".

Caracterización hecha para mí por el equipo de ROBERTO ORTÍZ
_____________________________________________________________

No dejen de visitar la página de este mago de la caracterización, que está al nivel de los mejores creadores de efectos de maquillaje: http://www.maquillajefx.com/

Vean el video y denme su opinión. Ojo en el segundo 0:18, pues justo ahí se me ve atacar al velador, encarnado por el querído Enríque Arreola ("Temporada de Patos" o "Parpados Azules" -entre otras-). Es solo un segundo, pero es impresionante. Este y otros momentos los he ralentizado un poco para que se aprecien más mis acciones.

Espero lo disfruten!!!


De la Ternura

Hace unas horas me escribió mi hermana Gabi. Sabe que estoy de viaje y que no estoy muy bien. Dice que ha hechado las runas pensando en mí (ella es un poco bruja y yo la quiero también por eso)
Me ha transcrito su lectura... y ha dado en el clavo. Me ha infundido el espíritu que me hacía falta para sobrellevar los "contratiempos" de este viaje.
Me emocioné mucho, y sin pensar ni estructurar nada le escribí lo siguiente:

Yo solo pido un poquito de ternura en cada día,

una sonrísa franca y una mirada que me traspase

para bajar mis defensas.

Yo solo pido que seas tan Tú,

que yo, irremediablemente

empiece a ser Yo.

Yo solo pido poder decir lo que he hecho mal

sin sentir que me juzgas.

Yo solo pido que me cuentes tus defectos

para llorar contigo

y amarte más por compartir también eso.

Yo solo pido amor y compasión para tí

porque se que tú eres yo

y que en los dos...

palpita el Universo

martes, 19 de junio de 2007

De Bilogías y Voluntades

Despertar sudando

posar la planta

alzar los ojos

y babear

___________________

Defecar mirando al techo

orinar mirando al mar

Corre el agua por mi piel

no conozco al del espejo

________________

INGERIR

DEGLUTIR

DIGERIR

DEFECAR (otra vez)

__________SOLO

MOJAR

SECAR

VESTIR

PERFUMAR

_________SOLO

SALIR

CAMINAR

perder el rumbo

RECAER

EYACULAR

LLORAR

________SOLO

SECAR

MOQUEAR

LIMPIAR

LAMENTAR

_________SOLO

REVIVIR

ACEPTAR

REVESTIR

ACORAZAR

y volver a andar

_____CAMINAR

________CAMINAR

__________CAMINAR

POR SIGLOS

_______ (SOLO)

y vivír

CONTENTO

-------PERO

--------INEXORABLE

-------------BRUTO

---------------CANSADO

-------------------Y SOLO

SIEMPRE SOLO


domingo, 17 de junio de 2007

clausura en LA CHIMENEA


Ya les había contado de cómo fué mi gozosa aparición en una primera actividad cultural en Madrid ahora que estoy por acá. Pues bien, ayer por la noche me fuí a presenciar la clausura de la 7ª Semana de Cine Iberoamericano "La Chimenea de Villaverde". Un día antes, alcancé a ver una de las películas a concurso: AL OTRO LADO, del mexicano Gustavo Loza. Y sinceramente, albergaba la esperanza de que se llevara algún reconocimiento, pues a mí me gustó mucho. Claro, yo no había podido presenciar las demás proyecciones y no tenía referentes para poder juzgar. Pero si las ganadoras son tan entrañables como la que ví, pues seguro ha sido un festival de mucha calidad.

Al principio de la función a la que asistí también se proyectó un cortometraje español (a concurso) llamado "El Espejo", que anoche resultó ser el ganador del premio del público en esa categoría. Ahí si que no entiendo... pero... cada quien sus gustos. El audio me pareció bastante mal logrado, con desincronizaciones en los diálogos y/o un mal dubbing de los mismos (sobre todo de la actríz Alfonsa Rosso, toda una señora del cine español hasta donde su trayectoria lo demuestra). Luego, la historia parecía interesante, pero me pasó lo de siempre... y es que seguro que soy muy "sangrón" como decimos en México, pero es que no les creo ni media palabra a algunos actores que "dicen que dicen", pero no están diciendo nada (¡valgame la cantinfleada que estoy haciendo!). Tristán Ulloa aparece "correcto" en su papel de amigo del pintor protagonista, sin embargo, no dejo de sentirlo incómodo. Tuve la sensación de que lo habían invitado, metiendo un personaje forzadamente, para tener un "nombre de cartél". De lo demás (y aquí me podeís cortar la gargánta) no hablo, porque me quedé dormido a los 5 minutos del inicio. Yo también he hecho muchos cortometrajes y "mediocremetrajes", así que comprendo que a veces sale bién y a veces mal. No reprocho absolutamente nada a sus realizadores (Lilí Cabrera y Valerio Veneras), pues sé lo que cuesta levantar un proyecto por pequeño que éste sea. Lo que no deja de asombrarme es que el público lo haya votado como el mejor. Como no pude ver los otros, me callo... pero si -según los espectadores- éste era el bueno, ¡pues cómo estarían los otros!... ¿O será... tal vez que el público se conforma con cosas que por su trama prometen ser "interesantes" aunque después no tengan rigor técnico-artístico?. Si alguién la vió y le gustó comenteme (o fusíleme).

AL OTRO LADO me atrapó después de un rato (menor a cinco minutos). El primer "pero" (pega) que le puse, cási sin darme cuenta, estuvo dictado por un prejuicio, pues Gustavo Loza estudió en la Universidad Iberoamericana (en la "Ibero" pues), y no en (como yo ubiera querído) el CUEC o el CCC. Ya lo dije y subrayo la mea culpa: un mero prejuicio que me hacía creer que un "fresa de la Ibero" no sería capaz de narrar con fidelidad y emoción suficientes las 3 historias de inmigración que presenta en su filme, y que -según yo-, estarían muy lejos de la realidad, no solo de un egresado de universidad privada, sino incluso de alguno de los alumnos de las carreras públicas de cine. Pues me dí contra la pared al ver la bella forma en que Loza, con una narrativa similar a la de Iñarritu-Arriaga en "Babel", va presentando tres historias de niños con padres inmigrantes en tres rincones distintos del mundo, y cuando, cási sin notarlo me atrapó y me dejó "alelado" por la frescura de las interpretaciones de todos los pequeños que las protagonizan. Ahora que he buscado un poco más acerca de él comprendo. Gustavo fué productor de la barra infantil del Canal 11 (nada fresa por cierto y con contenidos siempre sustanciosos), así como director de programación de la misma. Pocas veces se puede ver a niños actuar con tanta gracia, pero también con tanta intensidad dramática y claridad en la construcción de un personaje. Tampoco está de más mencionar la magnífica labor de mi amigo IGNACIO GUADALUPE (me acerqué en un principio a ver la película solo por ver el trabajo de Nacho). Pero también me parecen muy efectivas las actuaciones de Héctor Suárez, Vanessa Bauche, Susana González y Carmen Maura. La española Silke es la que menos me gustó (mucho estereotipo de "junkie" y poca verdad en la boca y el gesto).

Yo si recomiendo AL OTRO LADO, y me hubiera gustado verla triunfar.

La que si se llevó un premio a la mejor actuación por partida doble fue MÁS QUE NADA EN EL MUNDO, de los paisanos Andrés León Becker y Javier Solar Cortés. Elizabeth Cervantes y Julia Urbini recibieron el galardón a la mejor interpretación, dotado con 6.000 euros. ¡Enhorabuena!

Este año, el festival estaba dedicado a un país, que si bien no cuenta con una producción cinematográfica grande, si ocupa un lugar importante dentro de la sociedad en España, pues sus ciudadanos conforman una de las comunidades más grandes de inmigrantes aquí. Mientras escribo escucho las conversaciones en las cabinas de teléfono a mis espaldas. Estoy en un café Internet con locutorio. La mayoría de esas voces que escucho emocionarse, regañar, dar instrucciones de envío de dinero etc., así como las del hombre que me atiende al llegar en el escritorio, tienen invariablemente acento de Ecuador. La presidenta del jurado en Villaverde fué en esta ocasión la directora ecuatoriana Viviana Cordero, que anoche dedicó emocionada el premio de honor a todos los inmigrantes de su tierra que radican en España. El concejal del Ayuntamiento de Villaverde, que había jurado su cargo esa misma mañana, dedicó también su discurso a la inmigración y prometió que durante su gestión luchará por la integración de españoles e inmigrantes en su distrito.

Fué muy emocionante ver los bailes y la música del país andino, ofrecidos por el ballet QUITUS. Tres coreografías en total, divididas entre los bloques de entrega de premios. La segunda sobre todo me asombró. Tres parejas con sus trajes típicos. Ellos con unas chaparreras de cuero (con pelo de llama ó alpaca supongo) y unos cascabéles tan finos que sonaban como una lluvia de agujas de oro en el aire al caminar. Sin embargo, al iniciarse el baile, la fuerza de las plantas sobre el escenario, los vuelos de los dobles y triples ponchos y la reververación de la música, hacian un contraste tremendo con aquel sonido cási liquído del andar de momentos antes. Me sentí trasladado a algún tiempo ancestral, donde el dialogo entre el hombre, la tierra, el agua y el cielo eran el código cotidiano de la existencia. Una fuerza maravillosa invadió mi corazón y mis ojos húmedos volvieron a ver aquello que se nos esconde todo el tiempo y solo aparece en momentos de revelación. ¡Que hermoso sería que el arte consiguiera hermanarnos, acercarnos y fundirnos más allá de las fronteras!. Y está sucediendo, está sucediendo...

Contento (y un poco bebido) salí de Villaverde rumbo a Plaza de España, para encontrarme con mi querido amigo, el actor, dramaturgo, director, fotógrafo.... y camarero... peruano Carlos Alcálde... y ya les contaré de los proyectos.

¡Larga vida al cine iberoamericano!


sábado, 16 de junio de 2007

SE ESTUVO TAN BIEN AHÍ


Como ya "sabéis", estoy en Madrid desde el lunes pasado. Recién cumplidos los 36 años -lteralmente, en el aire-, llegaba yo a esta tierra llena de asombros de todos los colores. Aquí guardo muchos afectos. Entre ellos, el poeta, director, actor y amigo Alejandro Aura, que precisamente el día 12 presentaba su libro SE ESTÁ TAN BIEN AQUÍ dentro de la colección mexicana Calamus, publicada por Amigos de Editorial Calamus y el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura, en el Instituto Cervantes de Madrid.
Desde que salía del aeropuerto Benito Juárez, en D.F., sabía que la primera actividad cultural a la que asistiría en estas vacaciones en España sería ésta. Isabel se animó a acompañarme, y mientras la esperaba en la puerta del Cervantes en la calle de Alcalá, veo acercarse a un antiguo conocido... "¡Qué alegría Kico, pero si hacia cási tres años que no te veía!". Adentro, más caras familiares me hicieron remover los archivos de la memoria y los afectos. El poeta Tomás Segovia y su compañera Ma. Luisa Capella, siempre tan cariñosos; Enríque y Alejandro Krauss, recién aterrizados como yo; Milagros, que no salía de su asombro al verme por ahí... Era como si simplemente no hubieran pasado los años ni tantas cosas se hubieran transformado desde que volví a México hace más de dos años.

Y ahí estaba Alejandro, del lado izquierda-público, derecha-actor de la mesa mirando con risueña sonrisa a los que, espectántes también le mirábamos. No pude evitar recordar la primera vez que me senté a su lado para leer en público en el año 2001. Él había sido nombrado poco tiempo atrás director del Intituto de México en España, organismo oficial de representación de la cultura y las artes de nuestro país en el extranjero . Alejandro había estado antes como director del Instituto de Cultura del Distrito Federal, dónde promovió, entre muchas otras iniciativas, los "libroclubes" (clubes de lectores que se formaban en los barrios con donaciones de volúmenes, en donde se hacían lecturas en voz alta y otras actividades encaminadas a fomentar el gusto por los libros). Alejandro mismo participaba en un club llamado "Las Auras", donde, acompañado a veces de otros amigos leía de todo y para todos. Ahora recuerdo haber sido testigo asombrado hace años de como, en Madrid, Alejandro, en un despliegue de virtuosismo, leyó (o debiera decir "interpretó") en dos jornadas inolvidables la obra "Los Empeños de una Casa" de Sor Juana ¡¡¡el soliiito, tú!!!... Todos los personajes del divertido enredo de nuestro Siglo de Oro Mexicano desfilaron por la voz, cara y manos del Alejandro actor-lector que nos mantenía atentísimos y a veces partidos de risa en nuestras sillas.

SE ESTÁ TAN BIEN AQUÍ, era el "tercero de la tarde", así que escuchamos con atención las presentaciones que le precedían: "De madrugada, entre la sombra, el viento", de José-Miguel Ullán y "Mi vida con la perra" de Francisco Hernández. Pero debo confesar que por momentos me distraje, hojeando SE ESTÁ TAN BIEN AQUÍ, que Kico le había pasado a Isabel y al que yo me apunté tercero para degustar, aún antes de ser leídas por su autor, algunas líneas. Un Aura, entrañable y sencillo, diáfano, directo (pero no por eso falto de ternura en lo cotidiano), volvió a emocionarme desde el papel cómo el noviembre pasado, en que nos dio un adelanto del libro en la inauguración de una biblioteca con su nombre en México, D.F. Pero ya me urgía escucharle de viva voz recitar su propia poesía, así que no leí más, para recibirla otra vez frente a frente, de boca a oído, de manos a ojos, de asombro a asombro. Julio Trujillo hizo una bellísima presentación de Alejandro y su libro, que merece la pena leer. Aquí les dejo el link para que la miren:
En un momento de su intervención, Trujillo confesó su afición por el blog de Alejandro, sacando un rollo de cartulina que extendió sobre su cabeza, con el nombre bien clarito: http://alejandroaura.blogspot.com
Me encantó el detalle, pues quitó la solemnidad que, un poquito, comenzaba a aposentarse sobre mi cabeza.
Ahí, que me emociono, justo antes del inicio de la intervención de Ale... y que pienso "esto, ya que estamos, va por supuesto para el blog" y que me acerco, según yo discretamente, a hacer una foto por el lado donde estaba Alejandro... pero me pilló... justo cuando hacía "click" (y eso que desactivé el flash para no ser "cantoso") Se giró hacia mi con amplia sonrísa y dijo "¡llegaastee!" y yo (por dentro) "¡tragame tierra!" Me debo haber puesto de mil colores, pero fue "peor" cuando un segundo después Alejandro explicaba: "Éste es Marcelo Galván. Es de los que les dices la hora y el lugar y te contestan `Estoy en otro continente, pero si puedo llego´ ¡Y llega!. Gracias por estar aquí". Y yo turbado, pero muy emocionado por el cariño de Alejandro hacia un servidor, hecho evidente en tan "bancario lugar" -como él mismo llamó al recinto donde estabamos-: "Gracias a tí".

Y no puedo dejar de decir "gracias", pues la lectura de Alejandro, el libro, las palabras mismas de su autor y la forma en que las dice, son todavía, -días después- un bálsamo de gusto por la vida y regocijo en el recuerdo de esos dos breves encuentros que tanto en D.F. como en Madrid he vivído. Ayer, en su blog, mencionaba la anécdota con entusiasmo; lo cuál me halaga y me conmueve. Desde aquí, en Madrid, donde también se está tan bien, vaya un abrazo emocionado y un homenaje a Alejandro Aura y su nuevo libro.

No se pierdan SE ESTÁ TAN BIEN AQUÍ. Alejandro nos dice que los interesados en España, pueden dirigirse a la librería Hiperión, porque ahí le dijo Ernesto Lumbreras, el editor responsable, que había dejado ejemplares para su venta.

¡Vale mucho la pena!

jueves, 14 de junio de 2007

Un "Golum" latino en el METRO DE MADRID


Hace tres días (justo cerrando mis primeras 36 vueltas al sol), llegaba una vez más a Madrid. Embargado por cierto nerviosismo, después de recibir las noticias sobre los nuevos requisitos para entrar a España para los no comunitarios. Tras el trámite acostumbrado en migración, fuí abordado por un agente vestido de paisano que me solicitó los papeles e hizo algunas preguntas. Yo nervioso, mientras él, bastante relajado y majete, revisaba la improvisada y urgente "carta invitación" que Isabel me envió, el pasaporte y las tarjetas, dejando escapar una furtiva y pícara miradilla a una chica que pasaba (lo cuál agradecí, pues así distrajo su mirada de mi cara, que seguramente sería de pánico en aquel momento)
Afuera me esperaba Isa, enfundada en un hermoso y veraniego vestido verde limón que hacía resaltar la belleza de sus ojos. Aún sin digerir del todo que estabamos de pronto los dos aquí otra vez, partí jubiloso en su compañía. Decidimos tomar el metro. Yo le hablaba sobre lo sabroso que es estar en Madrid, una ciudad donde puedes andar a las tantas de la noche por las calles, trasnochar, subir, bajar, ir y venir sin preocuparte demasiado por cási nada... De pronto sentí un movimiento extraño en el bolsillo derecho del pantalón. Llevé mi mano y ¡oh, sorpresa!, encontré un par de deditos que sintiendose ágiles e invisibles intentaban sustraer mi cartera y los escasos euros que ahí llevaba. No pensé ni un segundo, instintivamente "pillé" el par de apéndices infractores que se ocultaban entre la tela de una chaqueta que burdamente los disfrazaba. Me vino el recuerdo de una situación similar, en D.F., donde conseguí retorcer los dedos del ladrón hasta hacerlo gritar. Al instante tuve una sensación increiblemente similar a la de entonces, una especie de "deja-vu" vivído en todo el cuerpo y la consciencia simultaneamente. Me llené de una decisión y una energía bastante inusuales (pues aunque el tópico obligue a lo contrario, soy en efecto un actor bastante tímido, inseguro y dudoso cuando no estoy en el escenario). Con voz firme y decidida dije algo así como: "¿A dónde vas, amigo?", a lo que el aludido respondió con una mal fingida cara de ingenuidad. No recuerdo que me contestó, pero si sé que era un balbuceo nervioso y bajo negando mi acusación. La forma en que lo dijo, fué para mí la confirmación de que intentaba robarme. Tal vez sea deformación profesional, pero tiendo a poner más atención en el "cómo" se dicen las cosas que en el "qué". El hombre quedó al descubierto ante mí con su involuntaria confesión. Tristemente, descubrí que no era español; y aunque habló bastante bajo, pude darme cuenta que se trataba de un latinoamericano. Confieso que me llené de rabia. Con voz en cuello afirmé que aquél hombre estaba intentando sacarme la cartera para que todo el vagón se enterara. Llegabamos a una estación, y el sujeto no atinó a hacer más que encojerse en un gesto muy parecido al de "Golum" y salir avergonzado y rabioso del tren.

Isabel y yo nos quedamos de una pieza. Yo hacía esfuerzos por controlar el inminente temblor que me venía tras el golpe de adrenalina. Una mujer sonreía con cara de "¡jo, que cosas se ven por ahí!" y el convoy reanudaba su marcha.

A la distancia reflexiono sobre lo acontecido y no puedo dejar de pensar en lo irónico de la vida. Yo me sentía incómodo por las exigencias legales para entrar a España, y a los pocos minutos de haber sido "interrogado" en Barajas, un latinoamericano intentaba robar a otro latinoamericano, confirmando que por comportarnos así no somos de fiar a los ojos de las autoridades migratorias. Verguenza y desconcierto para mí

Éste hombre, al que no supe ubicar por su acento (¿argentino?, ¿uruguayo?, ¿ecuatoriano mestizo ó colombiano?) no sé de dónde habrá pensado que yo venía... desde luego, no supo que era "chilango". O nunca a vivído en México, o nunca a robado en el metro de allá. Porque, desde luego, no contaba con que los "deefeños" vivímos muy alertas de los ladronzuelos que hay por todas partes y sabemos identificarlos cási siempre.

domingo, 27 de mayo de 2007

Elecciones en MADRID


Sin duda, la política forma parte (se quiera o no) del material que conforma la visión del artista. O por lo menos debería de serlo. Recuerdo claramente algunas lecciones de teatro -y de vida-, en las que entrañables maestros nos insistían en la necesidad de vivir enterados de la actualidad: "No se puede crear sin tomar en cuenta lo que más cerca toca a nuestra cotidianeidad, primero somos personas, luego artistas".

Madrid, es una ciudad en la que viví por más de cinco años. Una ciudad que aprendí a conocer, disfrutar y a veces a sufrir. No es fácil la vida del extranjero. No es fácil intentar abrirse paso como artísta en otra cultura. Pero cuando se han pasado alegrías y penurias, desencantos y triunfos, risas y llantos en tierra ajena, es inevitable sentir que aquel lugar ya nos pertenece de alguna forma, en un lugar muy cerca del corazón.
Como inmigrante, en esos años, me estaba negado mezclarme en política, votar etc. Pero eso no impidió que entrara en contacto con la realidad social que, como inmigrante o no, vives cada día en tu trabajo, en las calles o con los amigos; en la convivencia diaria con la gente.
En Madrid, experimenté en carne propia la política migratoria intolerante del Partido Popular; viví días de desconcierto, miedo e impotencia ante los ataques terroristas de Atocha, Santa Eugenia y El Pozo; fuí testigo de manifestaciones populares como el "No a la guerra" y el "Nunca más (caso Prestige)" y ví como el PSOE volvía al gobierno en una oleada de entusiasmo y esperanza por el cambio.

Madrid me interesa tanto como mi urbe natal. Pienso que una ciudad es su gente. Y la gente, votantes o no, merece respeto; respeto a su inteligencia, a su capacidad de analizar e interpretar su entorno; respeto a decidir; respeto a protestar, denunciar y emitir opiniones respecto a sus gobernantes cuando éstos no cumplen a cabalidad sus funciones.

Madrid, que ha sido mi hogar durante esos cinco años, vive hoy unas controvertidas elecciones, después del escándalo desatado tras el debate de los candidatos del PSOE, Miguel Sebastían, y del PP, Alberto Ruíz Gallardón.
En dicho debate, emitido el 16 de mayo por Televisión Española, quedó claro que el actual alcalde, Ruíz Gallardón, optó, astutamente, por desviar la atención a preguntas concretas "volteando la tortilla" para quedar como víctima de un "ataque personal" al ser preguntado por Miguel Sebastián sobre su relación con imputados por el caso "Malaya". Parece que Gallardón no se da cuenta que otros ciudadanos, distintos a su opositor del PSOE, ciudadanos de a pié, pueden aplicar el mismo razonamiento cívico-político que Sebastián y cuestionarle como hizo él.

Días antes, la guerra sucia contra la campaña electoral de Miguel Sebastián, había desatado ya un escándalo cuando el ex-presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Manuel Conthe, afirmara que cuando Sebastián dirigía la Oficina Económica de Presidencia del Gobierno, ésta orquestó una turbia campaña para quitar de en medio al presidente del BBVA. Hasta hoy no se han dado pruebas concretas ni hay nada que demuestre feacientemente la supuesta culpabilidad de Sebastián.

Con este panorama, Madrid deberá hoy elegir, entre un astuto alcalde-candidato víctima, que ha endeudado a la ciudad con su megalomanía urbanística (como el soterramiento de la M-30), y un candidato con propuestas sociales, de creación de ámbitos para la convivencia y el mejoramiento de la calidad de vida de los ciudadanos comunes, cuyo "más grave error" ha sido cuestionar al actual alcalde sobre sus relaciones profesionales con presuntos delincuentes.

Me gustaría pensar que Madrid, ésa ciudad que aún en la distancia siento cerca, será capaz de imaginar hoy un nuevo paradigma de gobierno, donde lo importante vuelva a ser su gente y no el trato preferencial a empresarios ávidos de terrenos edificables. Quiero creer que la influencia de la televisión, la manipulación de la información y el hartázgo, no harán mella en los electores honestos, que buscan un cambio real, pero que llevados por el desánimo, la confusión y la apatía que provocan las campañas sucias, podrían abstenerse u optar por el "más vale malo por conocido que bueno por conocer".

Vaya un abrazo a los madrileños que creen también que en Madrid es posible un cambio, a los que creen que Madrid está hecha de gente y no de hormigón y parquímetros.
___________________________________________________

Aquí un video para que juzguen ustedes mism@s este proceso:


miércoles, 23 de mayo de 2007

Nuevo corto en el blog: MEJOR TE INVENTO

Héchenle un ojito a este cortometraje que rodamos el año 2004 en Madrid, bajo la dirección de Jesús Amaro. Es una historia extraña, como el propio rodaje lo fué. Un poco bizarro, pero hecho con mucho entusiasmo y corazón.

Creo que por primera vez construí un personaje en cine. Jesús nos permitió a Alicia Gómez y a mí colaborar en varios ajustes del guión e ideas. Lo disfrutamos mucho. Fueron días muy especiales. Ya les contaré.

Sin duda un trabajo que me cambió la vida.

Por lo pronto disfrutenlo.

¡Gracias Amaro!
_______________________________________________
Busca "Mejor te invento" en la sección VIDEOS de esta página

miércoles, 16 de mayo de 2007

web oficial de EL VIOLÍN

Nos escribe el buen amigo y actor Octavio Castro, para reiterar su invitación al cine. Se trata nuevamente de "El Violín", que cumple ya dos semanas de éxito en las salas comerciales de nuestro país. Esperamos que se mantenga el público, y que se repita el fenomeno que se dió con "La Ley de Heródes". Que el público de nuestro país vaya a ver su cine en esas salas que normalmente son entregadas por los distribuidores al cine "madeinhollywood".
.
También se nos presenta el sitio oficial de "El Violín" www.elviolinthemovie.com Vale la pena entrar. Contiene historia, premios, ficha técnica, así como fotos y vídeo muy fáciles de descargar.
.
Por cierto, a los que defenestraron el trabajo de Gerardo Taracena en "Apocalyptho", aquí tienen una oportunidad para verlo trabajar en algo muy distinto, ya no de malo, sino de bueno. No es que los actores mexicanos nos vendamos, pero tenemos el defecto de comer y vestir también.
.
Durante el rodaje de "Sombras del Cielo", escuché a un jovencito entre los extras que decía: "Yo quiero ser actor porque no me gusta trabajar" Sin comentarios... (Espero que las 14 horas de llamado nocturno hayan cambiado un poquito su idea del oficio)
.
Sigamos apoyando al cine nacional, vayan a ver "El Violín"
.
¡Gracias Tavo!
__________________________________________________
En la sección de Videos de esta página, encuentra el trailer de "El Violín"

martes, 15 de mayo de 2007

SOMBRAS DEL CIELO: un mediometraje excepcional

Por estos días se rueda en la ciudad de México, la tésis final del cineasta mexicano Victor Velázquez. Un destacado estudiante del CUEC (Centro Universitario de Estudios Cinematográficos de la UNAM).
Con la colaboración del fotógrafo César Gutiérrez "Golden", Velázquez construye un mágico mundo con claras influencias del cómic y el cine japonés.
Éste trabajo es el tercero del jóven director, que anteriormente ha rodado
"El amor es un breve instante de esplendor" y "Moebius". Sin embargo, "Sombras Del Cielo", marcará sin duda el despégue definitivo de su carrera.
El mediometraje, de unos 30 minutos de duración, aborda la historia de Yuna, un extraño ser que es convertido en cuervo para expiar su soledad en la tierra.
El reparto incluye a figuras de la talla de Gustavo Sánchez Parra ("Amores Perros"), Aleyda Gallardo ("Todos Hemos Pecado") y Jorge Ayala Blanco (prestigioso crítico cinematográfico mexicano), entre otros.
Las locaciones tienen lugar en la magnífica "Posada del Sol", conjunto arquitectónico esplendoroso que pocos conocen. Ubicado en Niños Heroes 139, "La posada del Sol" guarda aún secretos insospechados, tanto por su estética como por su historia. Fué construida por el ingeniero Fernando Saldaña Galván, en la primera mitad del siglo veinte, como un refugio para artístas e intelectuales que allí podrían encontrar un remanso para la creación y el crecimiento espiritual. Concebido como un gran "hotel de lujo", éste lugar, ahora abandonado, explora el espacio en caprichosas y delicadas formas que no dejan indiferente a quien tenga la suerte de visitarlo.
La incomprensión y la falta de apoyo terminaron por detener la fastuosa obra, que en 1942 paró su actividad. Se dice que poco después, el ingeniero Saldaña Galván, agobiado por tantas dificultades para terminar "la obra de su vida", puso fin a su existencia ahorcandose en el jardín del recinto.
Años después, "La Posada del Sol" se convertiría en la sede mexicana del Instituto Indigenista Interamericano, el Consejo de Recursos Minerales y la Procuraduría General de Justicia del D.F. hasta la actualidad. En esos años oscuros, el lugar fué conocido como "El Bunker", y no sería extraño imaginar historias truculentas sobre lo que aconteció en sus sotanos y dependencias.
Actualmente, está en trámite su traspaso a la Secretaría de Cultura del D.F., que aunque no ha hecho público algún plan para su rehabilitación, podría ser la piedra de toque para reactivar y recuperar este lugar para la cultura.

Volviendo a la película de Victor, puedo augurarle que su filme encontrará eco, no solamente entre los profesores que la califiquen como tésis, sino también entre los espectadores, que encontrarán una historia llena de una estética, magia y fantasía potentes.

Como actor, me siento honrado y satisfecho por la invitación que Victor me ha hecho para participar en una pequeña intervención del prólogo. También agradezco la fortuna de colaborar con un equípo tan entusiasta y profesional, que a pesar de los contratiempos y la falta de recursos no ha dado su brazo a torcer.

El próximo miércoles concluirá la filmación, y sin duda, se abrirá una pequeña pero importante página en la historia del quehacer cinematográfico de México.

sábado, 12 de mayo de 2007

Sobre la película EL VIOLÍN

A todos los que vivímos cerca del cine nos conmueve profundamente saber que pese a todo el Cine Mexicano (así con mayúsculas) va tomando su cauce con dignidad y entrega.

Por supuesto que éllo roza a todo aquel ser sensible, que aún sin conocer los entresijos de la realización cinematográfica, se deja tocar y penetrar por las historias bien contadas y con alma.

Nuestra amiga, la escritora y periodista María Cortina, nos comparte su vivencia en su blog:


http://palabramuda.blogspot.com/2007/05/el-violin-de-la-memoria.html

sábado, 5 de mayo de 2007

HANS CHRISTIAN OSTRØ: entre el arte, la vida, la intolerancia y la muerte

A Hans Christian Ostrø, lo conocí en el otoño de 1994 en Oslo. Yo había llegado meses antes a vivír a Noruega, corriendo con la suerte de integrarme en poco tiempo a un grupo de teatro que formaba parte de un proyecto para actores desempleados, llamado Springbret (trampolín). Dentro de este grupo se podían encontrar desde personas que se iniciaban en el arte de actuar, hasta profesionales de la escena que (como en muchas partes) se encontraban desempleados, así como inmigrantes (Danilo Ivanovich y yo) que iniciabamos una andadura teatral en Escandinavia.

Uno de los compañeros de aquel grupo -ahora casi mi hermano-, Harald Kolaas, formaba parte a su vez del grupo Grusomhetens Teater (Teatro de la Crueldad), dirigido por Lars Øynø. Un grupo dedicado a la experimentación inspirada en las teorías de Antonin Artaud. Se habían reunido años atrás, teniendo una de sus apariciones públicas más brillantes durante el programa de actividades culturales organizado con motivo de los Juegos Olímpicos de Invierno, Lillehammer 1994. Varios de ellos llevaban un tiempo juntos en la búsqueda de una expresión propia, basada en la exploración del cuerpo y sus posibilidades expresivas con herramientas como la biomecánica y el llamado "teatro físico". Uno de esos jóvenes entusiastas y aguerridos era Hans Christian.

Aquel otoño, en el proyecto Springbret, también llamado Teater È, trabajabamos en una particular versión de Antígona, basada en una adaptación antigua del nynorsk (primer intento de lengua noruega con un carácter nacional). Para mí resultaba difícil, pero divertido a la vez, ya que no conseguía aún hablar el idioma coloquial (bokmål) y ya estaba actuando en nynorsk. Mis compañeros me ayudaron a comprender los contenidos del texto y creo que conseguí hacer mi parte como miembro del coro con bastante dignidad. Estrenamos en la Biblioteca Central, en la sala de conferencias, que tenía un estílo neoclásico bastante sobrio que contribuía en mucho a la propuesta de nuestra directora Bente Lavik. Una tarde, durante la representación, pude observar en las gradas a un par de jóvenes con grandes sombreros al estilo "sombrerero loco" de Alicia en el País de las Maravillas. Parecían divertirse, pero no de lo que acontecía en el escenario... sino del trabajo de los actores. Tiempo después, mi carnal Harald, me contó que sus amigos de Grusomhetens Teater habían asistido a la función. No se bien si uno de ellos era Trond Sørlundsengen, pero si estoy seguro de que el otro era Hans Christian. Había escuchado tanto de aquel mítico grupo, que no pude evitar preguntarle a Harald sobre la opinión que tenían sus estrambóticos amigos de nuestra actuación. Mi ego dió una voltereta cuando Harald afirmó que mi trabajo era el que a Hans le había resultado más simple y sin gracia. Para aligerar mi contarariado gesto, Harald añadió que en realidad no les había resultado atractivo el montaje en general, ni siquiera su propia interpretación de Creonte, pues consideraban poco novedosa la propuesta toda de la veterana Lavik. Durante un tiempo estuve sin muchas ganas de encontrar a los amigos de mi amigo, pues la espina aquella punzaba como un clavo ardiente en el centro de mi maltratado orgullo.

Poco después tuve la oportunidad de ver las cosas de una manera diferente. Una tarde oscura de invierno asistimos a casa de Hans Christian, pues convocaba a sus amigos más cercanos a ver "una película magnífica". Me sorprendió ser invitado, pues no entendía que aquel chico de la "crítica ácida" me considerara uno de sus amigos cercanos. Después entendí la gran amistad que les unía a Harald y a él, y que por consiguiente, los amigos de este eran los amigos de aquél. Mi sorpresa fue grande cuando descubrí que la "magnífica película" era ni más ni menos que Santa Sangre de Alejandro Jodorowsky, rodada en México. Hans Christian adoraba el filme, y reunía a varios de sus amigos de vez en cuando para volver a verla, ya que nunca dejaba de asombrarlos y conmocionarlos. En aquella época, no existían las descargas por internet ni la abundante industria pirata que hoy por hoy nos permite obtener las cosas más extrañas de una forma relativamente fácil. Creo que habían conseguido el casette VHS de un distribuidor muy especializado en películas exóticas y de culto, que la había traído de Inglaterra bajo pedido expreso de Hans Christian. El caso es que yo estaba ahí, pues estos "fans" de Jodorowsky esperaban que yo, como mexicano, aportara algunas claves para comprender ciertas partes de la película, que sin duda, para un noruego resultaban más que misteriosas. Menudo chasco se llevaron cuando mi única aportación consistió en reconocer algunos lugares y actores de la película. Y es que ¡cómo traducir a Jodorowsky con la cabeza!. Ellos se sentían irremediablemente encantados por la mágia visceral del filme, que puede ser tan universal como se quiera. Creo que el cine de este loco genial puede gustarte o no, pero nunca te dejará indiferente.

Con o sin película, el encuentro fué entrañable. Yo me sentía contento de haber sido aceptado en el círculo de estos jóvenes artístas que buscaban más allá de los limitados patrones estéticos del teatro de su país. Siempre estaban hablando de cosas interesantes y ambiciosas, críticas, irreverentes. Recuerdo que Hans Christian hablaba con pasión de la India y su cultura. En un gesto de generosidad, tan típico de él, nos dió una demostración de masaje oriental con los piés. Cada uno fué pasando, tumbado boca abajo a recibir el masaje que con esmero, paciencia y delicadeza nos entregó a cada uno mientras explicaba la técnica y los detalles energéticos de dicha acción sobre nuestros cuerpos. En un estado de alegría general partimos a seguir la reunión por los bares de la ciudad. Después he pensado que aquello le debe haber llenado de alegría, pues disfrutaba haciendo sentir bien a la gente que tenía cerca. La velada fué muy especial para mí, pues la tropilla de amigos se fué dispersando por aquí y por allá, quedando al final solamente Hans Christian, Harald, mi ex-esposa Karine y yo. Fuímos a recalar en un bar del barrio de Grønnland del cual no recuerdo el nombre, pero que como atracción más importante, contaba con aparatos telefónicos antiguos en cada mesa. Lo más gracioso era que se podían marcar los números de las otras mesas y establecer así charlas con los vecinos. Nos divertimos como enanos charlando de mesa a mesa y buscando las conexiones más alocadas en extremos distantes entre sí por todo el lugar. Esa noche pude aclarar mis dudas sobre mi trabajo en Antigone, tan rudamente criticado por Hans en meses anteriores. Me dijo que en realidad mi trabajo era el que le había resultado más atractivo, pero que le daba rabia sentir que Harald y yo desperdiciaramos talento y tiempo en proyectos que el consideraba pequeños. Me pidió que lo disculpara y me invitó a que trabajaramos juntos en cuanto fuese posible.

Esa noche nos contó que tenía pensado partir a la India, alentado por su amigo Tom Fjordefalk, para estudiar danza Kathakali. A su regreso deseaba invitar a un grupo de artistas escénicos para continuar desarrollando lo aprendido y explorar en conjunto nuevas formas de expresión para revitalizar el rancio teatro noruego. Por supuesto estabamos invitados. Una muestra más de su generosidad.

Pasaron los meses y fueron contadas las ocasiones que tuvimos para reencontranos, pero cada momento, por breve que fuera y por poco que yo logro recordar, debe haber sido gozoso, pues si sé que me resultaba admirable su forma de conducirse con los demás, ya que contaba con el don de irradiar su simpatía por todas partes. Seguramente, ahora que escribo, pesan más las charlas con Harald que los momentos reales en que compartí con Hans Christian, pero tengo la sensación de haberlo conocido profundamente en esos breves días en que pudímos charlar. Su mirada inquietante y su sonrisa un poco torcida que parecía insinuar que la vida es una gran broma nunca se borrarán de mi memoria.

Un caluroso día de julio del 95. Karine y yo volvíamos de un maravilloso viaje por la República Checa. Las vacaciones más agradables de mi vida, a pesar de que -irónicamente- marcaban el final de nuestra relación de pareja. Karine bajó al jardín trasero con nuestro gato Jens, que, harto del encierro, daba volteretas enloquecido en los prados exuberantemente reverdecidos después de un crudo invierno. Yo me disponía a deshecer la maleta en el salón, frente al televisor que daba las noticias del día. De pronto una cara familiar llenó la pantalla. Los mismos ojos centelleantes se miraban cansados, y aquella risa un poco torcida brindaba su última imágen conocida. En off se escuchaba la serena voz de Hans Christian desde un maltratado audiocasette: "...apelo especialmente a la oficina de turismo, porque todos allí me dijeron que este lugar era seguro. Un oficial incluso me dio su tarjeta y dijo que podría llamarlo si había un problema. Bien Sr. Naseer, ahora le estoy llamando ..."

Hans Christian había sido secuestrado por la guerrilla en Cahemira, India... Fué la última vez que escuché su voz.
_________________________________________
En la sección VIDEOS podrás encontrar imágenes sobre Hans Christian durante su último viaje en vida, emitidas por la televisión noruega (NRK) en 1996.

viernes, 20 de abril de 2007

NUEVO TRAILER EN EL BLOG


Hoy les ofrezco un trailer desde YouTube. Se trata de de un cortometraje en el que trabajé estando en España, titulado EL PRÓXIMO LUNES. Lo podrán encontrar más abajo, en la sección "VIDEOS"

También he hecho una reseña de lo que fué ese proceso, pues al pasar del tiempo es interesante darse cuenta de las condiciones en las que a veces se trabaja, y que, sin embargo, los resultados sean tan buenos.

¡Viva el cine independiente....!

perdón... quise decir: ¡Sobreviva el cine independiente
!

jueves, 19 de abril de 2007

INICIAR UN BLOG

Hoy inicio este blog, ante la ya innegable obviedad de que el ciberespacio nos concierne a todos. Pretendo tener un lugar desde donde compartir ideas, puntos de vista y reflexiones no solo de la "vida en el arte", sino de la vida misma (la realidad supera la ficción)

Espero contar con tiempo suficiente para ir actualizando este "diario"...

Ahora se me viene una idea antigua respecto a esto: Siempre he pensado que los diarios tradicionales, los diarios "intimos", esconden en sí la paradoja de ser eso, intimos, cuando en realidad, lo que escribimos en ellos busca ser, de una u otra forma, leído, compartido, comentado. ¿Para que hacer un diario que nadie leerá?. En el fondo subyace el deseo velado de que alguien lo encuentre y sepa quienes somos en la intimidad con nosotros mismos. Sin embargo, guardamos los diarios como reliquias, alentando algunos el oculto deseo egocéntrico de pasar a la posteridad cuando, ya muertos, alguien al fin descubra en sus páginas lo maravillosos y terribles que fuimos en vida...

Vaya un aplauso pues para l@s inventor@s del blog. Espacios públicos para vernos reflejados en el otro.